Nuevo ataque ransomware, ¿qué debo hacer para protegerme?

Ante la campaña de ransomware detectada esta mañana, que afecta a sistemas Windows, el CCN-CERT señala que, en este caso, sí es necesaria la interacción del usuario a través de un vector de infección, probablemente basado en el correo electrónico (spear-phishing).

El ataque recibido en el e-mail puede explotar alguna vulnerabilidad de Microsoft Office que, según diversas investigaciones podría ser la CVE-2017-0199. Seguidamente se propagaría a través de infecciones en las carpetas compartidas en la red de la Organización afectada.  Además, intenta utilizar las vías de infección del exploit que aprovecha la vulnerabilidad de Microsoft MS 17-010. En el caso de que el sistema estuviera parcheado ante esta vulnerabilidad, el malware utiliza una alternativa basada en la ejecución de la aplicación propietaria del sistema Windows “Psexec” en carpetas compartidas sobre el sistema víctima.

En las pruebas realizadas en sistemas Windows 10 con privilegios de administrador, el código dañino es detectado y bloqueado por Windows Defender.

Recomendaciones

El CCN-CERT recomienda la actualización a los últimos parches de seguridad de Office y de Windows.

Extremar las precauciones para evitar acceder a correos o enlaces no legítimos. Además, se recomienda deshabilitar la ejecución remota de código. En este sentido, el CERT Gubernamental Nacional recuerda que dispone de dos Informes de Buenas Prácticas de Navegación Web (CCN-CERT_BP-06-16 Navegadores web) y Correo Electrónico (CCN-CERT_BP-02-16_Correo_electrónico), en los que se recomienda:

  • No abra ningún enlace ni descargue ningún fichero adjunto procedente de un correo electrónico que presente cualquier síntoma o patrón fuera de lo considerado normal o habitual.
  • No confíe únicamente en el nombre del remitente. El usuario deberá comprobar que el propio dominio del correo recibido es de confianza. Si un correo procedente de un contacto conocido solicita información inusual contacte con el mismo por teléfono u otra vía de comunicación para corroborar la legitimidad del mismo.
  • Antes de abrir cualquier fichero descargado desde el correo asegúrese de la  extensión y no se fíe por el icono asociado al mismo.
  • No habilite las macros de los documentos ofimáticos incluso si el propio fichero así lo solicita.
  • No debe hacerse clic en ningún enlace que solicite datos personales ni bancarios.
  • Tenga siempre actualizado el sistema operativo, las aplicaciones ofimáticas  y el navegador (incluyendo los plugins/extensiones instalados).
  • Utilice herramientas de seguridad para mitigar exploits de manera complementaria al software antivirus.
  • Evite hacer clic directamente en cualquier enlace desde el propio cliente de correo. Si el enlace es desconocido es recomendable buscar información del mismo en motores de búsqueda como Google o Bing.
  • Utilice contraseñas robustas para el acceso al correo electrónico. Las contraseñas deberán ser periódicamente renovadas. Si es posible utilice doble autenticación.
  • Cifre los mensajes de correo que contengan información sensible.

Activación de “AppLocker” para bloquear la ejecución del programa “psexec” (herramienta incluida en la suite de Microsoft de sysinternals).

Utilizar los Indicadores de Compromiso identificados que ya se están desplegando en los sistemas de alerta temprana del CCN-CERT.

Aplicar las medidas de seguridad dispuestas en el informe del CCN-CERT contra el ransomware, en el que se incluyen pautas y recomendaciones generales y en el que se detallan los pasos del proceso de desinfección y las principales herramientas de recuperación de los archivos, en este tipo de ataques:

El CCN-CERT recuerda que efectuar el pago por el rescate del equipo no garantiza que los atacantes envíen la utilidad y/o contraseña de descifrado, sólo premia su campaña y les motiva a seguir distribuyendo masivamente este tipo de código dañino.

En el caso de haberse visto afectados por esta campaña y no dispusieran de copias de seguridad, se recomienda conservar los ficheros que hubieran sido cifrados por la muestra de ransomware antes de desinfectar la máquina, ya que no es descartable que en un futuro apareciera una herramienta que permitiera descifrar los documentos que se hubieran visto afectados.

 

Fuente: CCN-CERT, información actualizada del ataque de ransomware.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Help-Desk